Una buena siesta previene el infarto

siestaLa siesta es buena para la salud, especialmente para las personas que sufren de hipertensión. En pacientes hipertensos, la siesta puede ayudar a disminuir la presión arterial y prevenir un ataque cardíaco futuro. Así lo demuestra la investigación llevada a cabo por la Sociedad Europea de Cardiología y presentado en una conferencia internacional en Londres.

Los investigadores analizaron la relación entre las siestas y la presión arterial de 386 pacientes hipertensos y encontraron que la pausa durante una jornada de trabajo puede ayudar a restaurar los valores normales. La siesta del mediodía reduce la presión en aproximadamente un 5%, mientras que el riesgo de tener problemas cardiovasculares se reduce en más de 10 puntos porcentuales. Aunque la reducción de la presión no es grande, estos valores son esenciales para reducir las posibilidades de sufrir un ataque cardíaco u otras complicaciones del corazón.