¿Te da miedo conducir?. Este post te ayudará

sinmiedoaconducir

¿Qué es la Amaxofobia?

El término Amaxofobia hace referencia a la respuesta de intenso temor e incapacidad que experimentan algunas personas al conducir un vehículo solas o, simplemente, cuando piensan que tienen que hacerlo. La mayoría de las personas que lo padecen son mujeres, y ante la experiencia de extremo temor o ansiedad al conducir, quienes lo padecen muestran dos maneras de afrontar la situación:

– Restricción de las carreteras y calles por las que circulan.
– No conducir (o conducir poco o conducir nada)

¿Cómo se supera?

El abordaje terapéutico pasa por abordar los pensamientos irracionales sobre uno mismo y sobre el tráfico, y realizar una terapia de exposición en diferentes modalidades (en imaginación y en vivo), con el objeto de eliminar la respuesta de huída.

El trabajo en inteligencia emocional, las técnicas de relajación, y técnicas cognitivas como la parada de pensamiento son herramientas útiles, aunque no las únicas, para la terapia de esta fobia.

Baltasar Santos
Psicólogo clínico.

14+42 fobias raritas. ¿las conoces?

aerofobiaUna fobia es un trastorno de ansiedad caracterizado por un miedo irracional a un estímulo (una situación, un objeto, un lugar, un insecto, etc.).

La persona que sufre una fobia hace todo lo posible por evitar ese estimulo que le provoca malestar, y esta conducta evitativa puede llegar a interferir en el funcionamiento normal de su vida diaria. Desde el miedo a los payasos hasta el miedo al número 13, existen muchas fobias extrañas e inexplicables.

Es precisamente esa evitación la que provoca que la fobia se mantenga en el tiempo. Cuando la fobia se produce hacia algún objeto o situación que no nos vamos a encontrar en nuestra vida (por ejemplo, fobia a viajar por el espacio, no pasa nada, porque no nos va a interferir en nuestra vida cotidiana). El problema viene cuando las fobias se dirigen a objetos o situaciones cotidianas.
Las técnicas de exposición y psicología cognitivo conductual han demostrado ser las más eficaces para vencer las fobias.

Te dejo aquí una lista con las fobias más raras. Si quieres contarnos alguna fobia rara, puedes dejar tu comentario.

Fobias raras:

Crometofobia o crematofobia: Fobia al dinero. Algunas personas sufren porque temen tocar el dinero, y contaminarse por la suciedad, bacterias o por las manos que han pasado. En otros casos, se rechaza el dinero y por eso la persona realiza acciones inconscientes para perderlo o no ganarlo.

Xantofobia: miedo al color amarillo. Cualquier cosa que contenga el color amarillo produce gran ansiedad a las personas que sufren este tipo de fobia. El sol, la pintura amarilla o inclusive la palabra ‘amarillo’, generan síntomas de ansiedad en el xantofóbico.

Turofobia: miedo al queso. Las personas que sufren turofobia no pueden ver ni oler un simple trozo de queso.Da igual el tipo de queso, les produce una sensación de malestar intenso.

Coulrofobia: miedo a los payasos. Rara…o ¿más frecuente de lo que creemos?. La imagen de un payaso produce pánico, miedo y angustia a la persona que sufre coulrofobia. ¿Tendrá la culpa el payaso de McDonalds?. Fuera bromas, las personas que lo padecen pueden sufrir grandes ataques de ansiedad.

Catisofobia: Miedo al acto de sentarse. Quienes tienen este problema sudan, tiemblan y hasta se ahogan cuando ven una silla en la que tienen que sentarse.

Hexakosioihexekontahexafobia (miedo al 666): También se conoce como “Thrihexafobia” y es el miedo extremo al número “666”. Todo lo que esté relacionado con este número, directa o indirectamente, causa una aprensión difícil de controlar.

Somnifobia: miedo a dormir. Esta fobia provoca un miedo irracional y excesivo ante el acto de dormir. Las personas que la sufren sienten pánico por pensar que mientras estarán durmiendo algo terrible les va a pasar, como por ejemplo, que dejarán de respirar y morirán. La causa puede ser también el miedo a tener pesadillas debido a haberlas sufrido de manera repetida con anterioridad. Obviamente, esta fobia está íntimamente ligada con el insomnio y con la alerta cortical.

Clinofobia: Una variante de la anterior, pero concretada en el miedo a irse a la cama. No sienten lo mismo si duermen en una silla o en un sofá.

Omfalofobia: miedo a tocar su propio ombligo o el de los demás. Estas personas tienen serios conflictos a la hora de bañarse por no poder mirar su ombligo ni tocarlo. Los síntomas fisiológicos que se presentan van desde la irritabilidad, las náuseas, mareos, vómitos, ira, así como una sensación de total impotencia.

Hipopotomonstrosesquipedaliofobia: Miedo a las palabras largas o a las palabras extrañas. El temor está referido al miedo a hacer el ridiculo al no entenderlas o saber pronunciarlas. Se asocia a la timidez.

Hilofobia: temor a los árboles. Se refiere al temor a los arbustos, los árboles y los bosques. Se suele desarrollar en niños pequeños, ya que se vincula con los bosques encantados, en los que se pueden encontrar brujas o monstruos malvados.

Triscaidecafobia: miedo al número 13. Los que sufren este trastorno de ansiedad evitan cualquier objeto o cosa que contenga el número 13.

Ablutofobia: Fobia al agua y al jabón. En los casos más extremos, estas personas pasan meses y hasta años sin bañarse. Sienten que el agua y el jabón podrían enfermarlas. De hecho, algunos creen que posible ahogarse bajo la ducha. Otros experimentan mucho miedo al sentirse húmedos. Lo que hay detrás de esto es, generalmente, una experiencia traumática asociada a la limpieza.

Uranofobia: miedo al paraíso y a la vida después de la muerte. Puede desarrollarse en creyentes que piensan que serán juzgados al fallecer. Esta es una de las fobias más raras y complejas de tratar, puesto que no es posible hacer una terapia de exposición.

Si te parecen raras, mira el siguiente listado:

Allodoxafobia: Miedo a las opiniones de los demás
Apeirofobia :Miedo al infinito
Araquibutirofobia: Miedo a las cáscaras de los cacahuetes
Autofobia :Miedo a uno mismo
Bogifobia :Miedo al hombre del saco, el monstruo del armario…
Cacofobia: Miedo a la gente fea o a la fealdad de uno mismo
Caliginefobia :Miedo a las chicas guapas
Chamainofobia: Miedo a Halloween
Cipridofobia :Miedo a las prostitutas
Colpofobia: Miedo a los genitales
Consecotaleofobia: Miedo a los palillos chinos
Cromatofobia: Miedo a los colores
Dextrofobia :Miedo a los objetos a la derecha del cuerpo
Eisoptrofobia: Miedo a los espejos
Epistemofobia: Miedo al saber y al conocimiento
Escatofobia :Miedo a los excrementos
Efebifobia: Miedo a los adolescentes
Escriptofobia :Miedo a escribir en público
Espermatofobia: Miedo al semen
Estasifobia: Miedo a estar de pie
Fagofobia :Miedo a comer
Falofobia: Miedo a una erección
Fronemofobia:Miedo a pensar
Genufobia: Miedo a las rodillas
Hagiofobia: Miedo a los santos e imágenes religiosas.
Hobofobia: Miedo a los vagabundos
Kinesofobia: Miedo al movimiento
Macrofobia: Miedo a las largas esperas
Micofobia: Miedo a las setas
Mixofobia: Miedo a juntarse con gente diferente
Negrofobia: Miedo a la gente de raza negra
Nostofobia: Miedo a volver a casa
Octofobia: Miedo al número 8
Optofobia :Miedo a abrir los ojos
Ostraconofobia: Miedo al marisco
Panofobia: Miedo a todo
Parascevedecatriafobia: Miedo al viernes 13
Rabdofobia :Miedo a las varitas mágicas
Sarmasofobia :Miedo a los juegos eróticos
Socerafobia :Miedo a los suegros
Tetrafobia :Miedo al número cuatro
Zeusofobia: Miedo a seres superiores, como dioses

Seguro que todos tenemos “trazas” de alguno de esos miedos irracionales. No tienen importancia si no se trata de fobias auténticas que nos paralizan y nos bloquean, y tampoco tienen importancia si no limitan nuestra vida diaria. En cambio, si se transforman en una obsesión o alteran nuestra rutina, hay que hacerles frente.