Disfruta del éxito: convierte tus deseos en objetivos

deseosLas cosas no se consiguen por arte de magia o gracias a la suerte, al menos en el 99,99% de los casos. Uno puede desear algo con todas sus fuerzas pero si no pone los medios para conseguirlo nunca lo alcanzará, Ahí estriba la diferencia entre deseo y objetivos. El deseo está ahí, en el mundo de las ideas, pero sólo es alcanzable cuando se convierte en un objetivo y se trabaja para conseguirlo. Parece algo obvio, pero el día a día está lleno de casos en los que las personas confundimos los deseos con los objetivos. Veamos algunos ejemplos.

Mi vecino Luis desea llevarse mejor con los demás. Le gusta pasar el tiempo con otros vecinos, y como es tímido, se siente más sociable cuando bebe. Por ello, se pasa el día en los bares tomando cervezas junto a los vecinos que pasan por el bar en uno u otro momento del día, pero él siempre está. Cuando llega la noche su mujer se enfada con él por su ebrio estado. Los vecinos que comparten cervezas con él, critican a sus espaldas su “mal beber”, aunque se compadecen de “su problema con el alcohol”.  Paradojas de la vida, Luis desea sociabilizarse pero no hace otra cosa sino beber para conseguir su objetivo.

Juan tiene el firme deseo de dejar de fumar. El deseo es firme porque desea dejar el tabaco desde hace más de 20 años. En una ocasión lo consiguió, y como vio que era fácil volvió a fumar. Hoy, a pesar de la intensidad del deseo, Juan no ha convertido su deseo en un objetivo, por tanto no hace nada más que seguir deseando. (lo tengo que dejar!).

A inma le sobran 20 kilos. No es una cuestión de estética sino de salud. Desea perder peso con tantas fuerzas que ha hecho 30 dietas, incumpliendo todas ellas, por supuesto. Inma parece tener un problema de mantener su deseo como objetivo por el que hay que esforzarse con tesón.

Raquel desea aprender inglés con toda su alma porque eso le abrirá puertas laborales. Sin embargo, no se ha apuntado a ningún curso, ni ha pensado en ninguna actividad que le permita aprender el idioma. Su deseo no se ha convertido en objetivo.

La empresa SaludPan desea incrementar las ventas mediante su página web. Sin embargo, no lo ha convertido en objetivo a planificar, ni considera la posibilidad de hacer nada para aumentar las ventas por web. Su deseo no está acompañado de una planificación por objetivos.

Son sólo algunos ejemplos de que algo tan obvio no es, ni mucho menos, tan frecuente. Hemos de recordar que para conseguir el éxito no es suficiente con desearlo, sino que es necesario convertir el deseo en un objetivo, y hacer cosas, con voluntad y tesón, para conseguirlo.   ¿Y tú?, ¿ya has convertido tus deseos en objetivos?.

El sol y las buenas emociones: helioterapia.

Helioterapia; ideal en estos días de sol.

Imagen

Tomar el sol con regularidad y con prudencia (evitando las horas de máxima radiación), el sol fortalece nuestro estado de ánimo.  El sol es la base de la energía vital y aporta importantes beneficios para la salud, entre los que destacan:

Estado de ánimo:  La radiación solar promueve la síntesis de la serotonina, un neurotransmisor que interviene en la sensación de bienestar, previniendo depresión, ira, ansiedad….

Colesterol:  La luz solar es fundamental para metabolizar el colesterol, por ello los niveles de colesterol se reducen en las personas durante los veranos. Los días luminosos impulsan activan a las personas: hacemos más ejercicio, más deporte, salimos más…, 

Dieta: El verano en el hemisferio norte nos trae cosechas de productos vitamínicos, con bajo contenido en grasas, y repletos de antioxidante. Una dieta basada en productos “solares”, como el tomate, la judía verde, las frutas…los productos de temporada, nos aportará al organismo las vitaminas necesarias para un funcionamiento óptimo de nuestro cuerpo y nuestra mente.

Sistema circulatorio: Presión arterial y corazón:  El sol provoca dilatación de las arterias de la piel reduciendo la presión arterial. Al mismo tiempo, la exposición al sol disminuye los niveles de hormonas paratiroideas, beneficiando un funcionamiento óptimo de nuestro corazón. 

Vitamina D: La exposición solar activa la vitamina D, fundamental en la mineralización de los huesos y de los dientes, previene el raquitismo y la osteoporosis.

Cansancio y Sexualidad: Los rayos del sol incrementan ligeramente los niveles de testosterona, hormona del deseo, lo cual, unido al efecto de los rayos ultravioleta sobre la producción de melatonina (hormona que ayuda a definir los ciclos de sueño), hace que nos encontremos más despiertos, descansados y dispuestos a las relaciones sexuales. 

Para conseguir estos efectos es recomendable una exposición de  entre 5 y 10 minutos diarios de sol, evitando las horas de máxima radiación (de 10h a 17h).

Felicitats Nens: 88 anys d’actitud i molt més

 Imagen

Avui és un gran dia al Vendrell: La colla dels Nens del Vendrell celebra el seu 88 aniversari amb una gran Diada a les 12:30h a la Plaça Vella. Gran exemple de sinergia, de solidaritat i d’organització. Tots els castellers sumant esforços en pro d’un mateix objectiu. Cadascú en funció de llurs característiques físiques (força, alçada, resistència) i en funció dels seus coneixements i experiència. Gran exemple d’igualtat: homes, dones, nenes i nens, de diferents edats, procedències i estrats socials….però una mateixa classe. Els nens del Vendrell són un clar exemple del que significa tenir actitud: espèrit de superació i aprendre dels errors. Per tot això: Felicitats!

Hoy es un gran día en El Vendrell: La Colla dels Nens del Vendrell celebra su 88 aniversario, con una gran Diada a las 12,30h en la Plaça Vella. Gran ejemplo de sinergia, de solidaridad y de organización. Todos los castellers suman sus esfuerzos en pro de un mismo objetivo, cada uno en base a sus características físicas (fuerza, altura, resistencia…) y en función de sus conocimientos y experiencia. Gran ejemplo de igualdad: hombres y mujeres, niños y niñas, de diferentes procedencias, de todos los estratos sociales…pero una misma clase. Els nens del Vendrell son un claro ejemplo de lo que significa tener actitud: espíritu de superación y aprender de los errores. Por todo ello, Felicidades!.

¿Cómo deshacerte de esos pensamientos que no quieres?

Todos tenemos pensamientos automáticos y conductas automáticas.  

Algunos de esos pensamientos son intrusivos, molestos o no nos dejan vivir. Ponerles remedio es posible.  En este post te explico cómo.

Imagen

En el caso de los pensamientos, en muchas ocasiones los pensamientos automáticos se manifestan en el formato de “preocupaciones”. Éstos nos mantienen un problema en la mente activa para que actúemos sobre él. Nuestra primera misión consciente será discernir, la manera o maneras de afrontar el problema.

En otros casos, los pensamientos automáticos pueden ser de euforia, alegría, o relacionados con el amor. Quizás son los menos frecuentes y los que deberíamos practicar con más frecuencia porque producen un “baile” hormonal beneficioso para la salud física y mental. Estos pensamientos no pueden quedarse en las ideas sino que exigen acción: relacionarse, compartir placeres..

Pero los pensamientos automáticos más dañinos son las preocupaciones excesivamente exageradas, inútiles, que pueden manifestarse en forma de obsesiones. Por ejemplo, si me preocupo porque voy a morir  esa preocupación me quita tiempo de vida, ya que la muerte es un paso más del ciclo de vida de un ser vivo y de la propia naturaleza. Si me preocupo porque mi pareja me puede ser infiel, y eso me lleva a un estado de celos, estaré dañando la pareja y creando las condiciones para que mi profecía se cumpla. Si me preocupo excesivamente de un futuro incierto que me atemoriza y ante ese temor me vuelvo pasivo en lugar de marcarme objetivos realistas y metas…también en este caso estaré sentando las bases de un futuro desastroso. Por tanto, ya que estos últimos pensamientos son tan horrorosos, conozcámolos un poco mejor y veamos qué hemos de hacer para eliminar sus efectos negativos.

Hemos quedado en que, de forma coloquial, los pensamientos automáticos a los que nos referimos son aquéllos que se presentan de repente y centran nuestra atención sin que podamos evitarlo. Sus características son:

  • Son cortos, muy concretos y que nos vienen en formato de “palabras” concretas o “fotogramas o escenas cortas” visuales.
  • Son dramáticos, muy exagerados, terribles!.
  • Se expresan términos como “habría que”, “tendría que” o “debería”. Son obligaciones, exigencias.
  • Centran nuestra atención (a veces, toda), y es difícil pensar en otra cosa.
  • Son espontáneos, se presentan de repente a nuestra mente.
  • El tiempo que perdemos en ellos nos genera sentimientos de frustración, culpa, inseguridad, rabia, tristeza o ansiedad.
  • Son persistentes.
  • Provoca actitudes y conductas negativas para nosotros mismos o las personas que nos rodean.

¿Cómo los vencemos?. No es difícil pero es lento, porque se trata de sustituir pensamientos automáticos negativos, por otros pensamientos más realistas y positivos, que vamos a introducir de forma “manual”.

Primero debemos de ser conscientes de esos pensamientos, describirlos y anotarlos en un papel con el mayor lujo de detalles.  “qué palabras me digo, qué película me monto, que clase de reacciones físicas me provoca en mi cuerpo, y qué clase de emociones me despierta”. Pero sobretodo, hay que anotar cuál ha sido la situación, palabra o escena que desencadena ese pensamiento, ¿En qué momento aparece?.

Podemos valorar las emociones que nos provoca de 0 a 10 (0=ninguna emoción; 10= emoción muy intensa).

Una vez que ya conocemos esos pensamientos y esas situaciones desencadenantes tenemos que buscar pensamientos alternativos, menos absolutos, menos radicales, menos negativos, menos autosaboteadores…. y mucho mas realistas, positivos y flexibles, y adecuados a la situación.  Por ejemplo, si el pensamiento automático es “ No le caigo bien a nadie” debemos de cambiarlo por otro como “Sé que no se puede caer bien a todo el mundo, pero lo importante es que hay personas que me valoran”.

Cada vez que tengamos un pensamiento automático negativo, o dada la situación anticipemos que se nos va a presentar, lo que haremos será decir “BASTA YA”, o “NO” y decirnos el pensamiento alternativo que hemos razonado previamente. La repetición de este ejercicio surge efectos con tiempo de práctica, que te recomiendo realices con ayuda de un profesional, con el que también podrás identificar tus creencias y esquemas de pensamiento que dificultan tu crecimiento personal.

Baltasar Santos

Psicólogo. Colegiado 18365.

Actitud i Més