Cuestionario de Autoevaluación sobre la comunicación corporativa

Después de leer el material facilitado en clase y de realizar una presentación en power point sobre los contenidos, llega el turno de realizar el cuestionario de autoevaluación, con una puntuación máxima de 22 puntos. Ánimo.

Cómo poner en práctica tu estrategia de márqueting de contenidos

Compartir contenidos

Márqueting 2.0

Encaramos la recta final del curso de Estrategias de Márqueting 2.0. Nos hemos adentrado en las últimas semanas en las redes sociales y en la importancia del márqueting de contenidos. Puede que sea uno de esos fenómenos llamados sincronías, pero justo en el momento en que pensaba escribir este post que resumiera la importancia del márqueting de contenidos y las razones por las que a los usuarios de internet nos gusta tanto compartir contenidos relevantes, me llega una notificación del excelente blog de márquetingdirecto.com , que me facilita enormemente el trabajo.

Razones por las que los usuarios de internet comparten contenido con sus contactos:

a) La gente comparte contenido para mejorar las vidas de los demás. El 94% de los usuarios consultados por The New York Times dice compartir contenido porque siente que éste mejorará sustancialmente la vida de los demás. Cuando hablamos de mejorar la vida de los demás no siempre nos referimos a un remedio que signifique la curación a una enfermedad hasta ahora incurable ni de soluciones a problemas importantes. Es evidente, que todo eso tiene cabida y es del todo deseable. Sin embargo, mejorar la vida de los demás también es aportar un contenido divertido, una solución imaginativa, un video creativo o un comentario que aporte positivismo y/o esperanza a nuestras vidas. Por tanto, a la hora de crear contenido 2.0 es importante que sea relevante para nuestra audiencia y que contribuya en algo a mejorar la vida de nuestros lectores. En los cursos suelo ilustrar esto con un ejemplo simple: una ferretería que en lugar de inundar la red de publicidad, promociones y ofertas, es capaz de crear videos sobre bricolaje o “hágalo Vd mismo”, significará sin duda una mejora de vida de los usuarios. Doy fé, que en alguna ocasión, yo mismo, que no soy muy manitas, he buscado algún video tutorial para cambiar un ojo de buey, y ….me ha servido.

b) La gente comparte contenido con el que se identifica para definirse a sí misma. El 68% de los usuarios comparte contenido en las redes sociales para crear un “yo idealizado” de sí mismo. Por eso, es fundamental que los contenidos que las empresas crean y comparten se ajusten a los intereses de la audiencia y que hagan que se sientan orgullosos de compartir dichos contenidos.

c) La gente comparte contenido para permanecer conectados con los demás. 4 de cada 5 usuarios comparten contenido como una forma de mantenerse conectado con sus contactos. Somos seres sociales.

d) La gente comparte contenido para aportar valor a los demás. Nos sentimos realizados cuando compartimos contenido valioso y cuando además los demás nos lo agradecen.

e) La gente comparte aquellas causas e ideas en las que cree. Contenidos solidarios, animalistas, causas encaminadas a mejorar nuestro entorno, el medio ambiente, o nuestro propio desarrollo personal. El 84% de los internautas comparte información como una manera de apoyar causas y marcas que defienden causas que resultan de su interés.

Además de las razones por las que compartimos contenido, el post de marquetingdirecto también hace referencia a la importancia de ganarse la confianza de la audiencia, y esto se consigue si somos capaces de que nuestra audiencia se sienta aceptada y se considere parte de algo y  cuando el resultado de compartir contenidos sea beneficioso no sólo en el plano individual sino también en el plano colectivo. En este sentido, según un informe de Olapic, el 76% de los consumidores tiene el convencimiento de que el contenido que comparte la gente normal y corriente se percibe como más honesto que la publicidad de las empresas.

Emociones que se contagian 

Según un estudio de la Universidad de Pennsylvania, cuanto más positivo es el contenido compartido, más probabilidades hay de que éste se comparta. Por eso, es recomendable apostar por historias que dejan un buen sabor de boca, que emplean acertadamente el sentido del humor, por contenidos que inspiran o por contenidos alegres. Las emociones se contagian, así que contar historias que despierten emociones positivas conllevará una gran probabilidad de que nuestro contenido sea compartido.

Baltasar Santos

 

La técnica de la Silla Vacía

y de repente, la silla vacía

¿En qué consiste la técnica de la silla vacía?

La Técnica de la silla vacía es una técnica empleada en psicología. Aunque en un principio es una técnica muy trabajada dentro de la psicoterapia y más concretamente dentro del psicoanálisis y la terapia Gestalt, hoy su utilización está muy generalizada a otras corrientes psicologicas.

En Actitud i Més utilizo esta técnica para crear un diálogo entre el paciente y un ser que no existen, que puede ser la propia personalidad del individuo o bien una persona fallecida o que forma parte de nuestro pasado, o bien para recrear una situación conflictiva del pasado o una situación temida del futuro.

La Técnica de la silla vacía transforma la sesión de terapia en una situación ficticia. Nos permite conectarnos emocionalmente con nuestra propia experiencia para integrarla en nuestra vida, permitiendo que se desbloqueen algunas emociones que van a permitir que el paciente avance hacia su equilibrio y bienestar.

Durante la sesión, lo que se hace en todos los casos es hacer que el paciente cambie de silla, que asuma otro rol, para ver los acontecimientos desde otra perspectiva. Por ello, además de las dos sillas habituales utilizadas en el despacho de la consulta, se añade una tercera silla en la que la persona es inducida a imaginar que alguien o algo está sentado allí, para luego dirigirse a ella como si realmente estuviese presente.

Inicialmente, la persona proyecta una parte de su personalidad, una persona ausente, un sentimiento o una situación determinada con la que mantiene un conflicto,  para dar paso a un diálogo. Después, el paciente pasará a ocupar la silla vacía cambiando así de perspectiva. De esta forma, el intercambio de roles y de sillas favorece un diálogo que permite desbloquear aspectos que impiden al paciente avanzar en su bienestar.

Trabajando una situación o acontecimiento significativo para el paciente.

La técnica de la silla vacía permite trabajar sobre un acontecimiento que ha marcado a la persona alterando su vida de manera significativa. Una situación traumática como por ejemplo, un fallecimiento, un abuso sexual, una agresión o un despido laboral pueden ser situaciones sometidas a análisis por medio de esta técnica.

A través del contacto con las emociones y pensamientos que se evocan sobre esa situación pasada, la persona logrará expresar aquello que no pudo expresar entonces, y de esta forma, dará un significado diferente al hecho traumático, y descubrirá nuevas formas de afrontar y responder ante tal situación.

Trabajando el duelo ante una separación o fallecimiento

Por medio de la imaginación, la persona evoca a una persona que ya no está presente en el entorno actual del paciente, pero que sigue ocupando un lugar importante en su mente.  Este ejercicio permite que la persona se dirija directamente a esa persona imaginaria que ocupa la silla, transmitiéndole en el presente todas las emociones que le hizo sentir en el pasado y en la actualidad. El objetivo es lograr un efecto catártico.

Especialmente interesante es la situación imaginaria en la que la persona evocada es uno mismo, en el pasado o en el futuro.

Trabajando la silla como un espejo de la propia personalidad

En este caso, el paciente proyecta en la silla diferentes aspectos de su propio YO: necesidades, miedos, inseguridades, sentimientos, incapacidades, sentimientos, etc.  Cuando la persona proyecta aspectos de su propia personalidad en la silla vacía, le permite verse como un observador externo, descubriendo una visión más imparcial de si misma, y favoreciendo su autoaceptación incondicional.

Beneficios de la técnica de la silla vacía:

La técnica de la silla vacía puede ser de gran utilidad para:

  • Expresarnos y beneficiarnos de un cambio de perspectiva.
  • Distanciarnos y/o aprender a relacionarnos de otra manera con personas, situaciones o aspectos de nuestra personalidad que nos resultan difíciles.
  • Encontrar recursos internos y estrategias de afrontamiento que nos permitan desbloquear conflictos.
  • Descubrir nuestra capacidad de análisis, de introspección y de autosanación.
  • Descubrir la potencia del diálogo por encima del enfrentamiento o la negación.
  • Autoaceptarnos y/o aceptar las situaciones o personas que nos evocan un conflicto.
  • Centrarnos en el presente extrayendo las lecciones adecuadas del pasado.

Conclusión

La técnica de la silla vacía consiste en establecer un diálogo con un estímulo que nos produce malestar, que no aceptamos, o que nos sigue provocando emociones de ira, odio, tristeza o indefensión.  El objetivo es dialogar con lo que nos produce malestar, y explorar y manifestar lo que sentimos y cómo lo sentimos para convivir de forma más equilibrada y saludable con las experiencias negativas que nos ocurren.

Baltasar Santos

Psicólogo

Efectos beneficiosos de la Salsa y la bachata sobre la salud física y psicológica.

feeldance

Hoy os voy a hablar de una práctica con grandes efectos beneficiosos para la salud física y el equilibrio psicológico de las personas, especialmente indicada para aquellas personas a las que os cuesta más relajaros haciendo ejercicios de respiración profunda y meditación. Se trata de la salsa y la bachata.

Sí, en efecto, hoy os voy a hablar del baile, y en especial de estos dos tipos de danza. Si no os lo creeis, podeis empezar esta misma semana con el amigo César de El Vendrell, en el Feel Dance SBK, en la planta superior del conocido “Rustic”. Más abajo os doy información de horarios y precios.

Generando endorfinas.

Para empezar, el baile es un ejercicio que te ayuda a generar endorfinas. Como algunos ya sabeis, las endorfinas son unas sustancias (técnicamente se conocen como péptidos opioides endógenos) que funcionan como neurotransmisores que se producen en la glándula pituitaria y el hipotálamo, y cuyos efectos son  analgésicos y de sensación de bienestar. Así que de entrada, se recomienda para combatir dolores, estados de melancolía, tristeza, así como para potenciar la sensación de bienestar de las personas.

Las endorfinas implican una acción farmacológica semejante a la actividad de los corticoesteroides o la morfina pero a diferencia de los medicamentos producidos artificialmente por la industria farmacéutica, las endorfinas son producidas por esa gran farmacia que es nuestro propio cuerpo.

Aumento de la capacidad respiratoria, resistencia y salud cardiovascular.

Como es un ejercicio aeróbico tiene efectos positivos sobre tu capacidad respiratoria, sobre tu resistencia física y sobre tu salud cardiovascular.

Mejora tu capacidad de relacionarte con los demás.

Bailar es una actividad que puedes realizar solo, en pareja o en grupo, y que potencia habilidades de expresión artística y coordinación motriz, pero también de habilidades sociales: el contacto con otras personas, trabajo en equipo, coordinación y sincronización con otras personas. Sus beneficios lo hacen una práctica recomendable para personas que necesiten reforzar cualquiera de estas habilidades, para personas que quieren vencer su timidez, o simplemente ampliar su red de contactos.

Creatividad  e inteligencia emocional.

Hablábamos antes de la generación de endorfinas. Bailar es una terapia que te libera de tristezas, rutinas estresantes, frustraciones del día a día, permitiéndote adquirir estrategias para combatir el estrés, la tristeza o la ira, y desarrollando también nuestra parte creativa y nuestra inteligencia emocional.

Ejercicios como el baile te permiten desconectar tu parte consciente de los problemas del día a día, para volver a abordarlos después con nuevas fuerzas y otra perspectiva. La creatividad se desarrolla permitiendo a la mente desconectar para dedicarse al ocio, lo que se conoce con el nombre de procrastinar de forma eficiente, para volver a dedicarse a la resolución del problema posteriormente.

Vencer la timidez

Mediante la danza, se aprenden habilidades de afrontamiento a la sensación de ridículo, o de miedo a equivocarse, que acompañan la mayoría de problemas de timidez y fobia social. La danza nos desinhibe ante las miradas de los demás y nos obliga a entrar en contacto con otras personas, mirar de frente, comunicarnos verbal y con la mirada y los gestos, favoreciendo por tanto, nuestras habilidades sociales y nuestra propia autoestima.

Ergonomía: salud postural y física.

En tanto que ejercicio, ayuda a quemar calorías, mantenerte en forma y bajar de peso, si esa es tu pretensión, pero además ayuda a tu equilibrio y a cambiar tu postura corporal, mejorando tu salud postural (problemas de espalda y cuello sobretodo).

Romper con la rutina.

Sin palabras. Todo el mundo sabe lo que quiere decir romper un poco con el día a día y liberarnos de obligaciones y deberes cotidianos.

En definitiva, tanto por sus efectos sobre la salud física como la salud psicología y social, la bachata y la salsa son actividades altamente recomendables y económicas. Os dejo seguidamente, los horarios y precios de Feel Dance SBK en El Vendrell.

horarios-y-precios

 

 

¿Por qué se acaban las relaciones de pareja?

Aunque nuestra cultura idealiza y nos insta a tener uniones de pareja de por vida, lo más frecuente, es que aquéllo que une a las personas en relaciones estables no dure toda la vida, se diluya como un azucarillo en agua, y finalmente se acaben las razones para seguir en pareja. ¿Por qué ocurre?

El mito del amor eterno.

Tod@s hemos soñado en alguna ocasión con el romance de película, en el que dos personas encuentran recíprocamente un complemento ideal a su vida, y de la que se espera que el deseo, la pasión, el amor, el compañerismo y la complicidad que nos genera dure toda la vida.

La verdad es que el romance de película tiene fecha de caducidad, y lo que hace perdurar las relaciones de pareja es la existencia de una serie de vínculos que van más allá del amor. Elsa Punset nos viene a decir que si el baile hormonal del enamoramiento durara más de 6 meses, no habría cuerpo que lo aguantara.

En efecto, las relaciones de pareja atraviesan por diferentes fases a lo largo de su existencia, empezando normalmente (aunque no siempre) por una fase de intensa atracción emocional y, normalmente, física, que, pasados unos meses da lugar a otro tipo de amor, igualmente hermoso pero menos intenso y pasional. No se ama menos pero se ama mejor.

Sin embargo, la convivencia, la rutina, los problemas, las obligaciones y toda una serie de factores que repasaremos a continuación pueden dar lugar a la ruptura de ese mito del romance idílico eterno, si no se sabe interpretar o reconocer que la energía del amor no se destruye sino que se va transformando dando lugar a emociones diferentes.

¿Recuerdan los puentes de Madison?. Una mujer casada (Meryl Streep) conoce a un fotógrafo trotamundos (Clint Eastwood), y se da cuenta de que en su matrimonio faltan cosas que el bueno de Clint sabe darle: pasión, aventura….el baile hormonal de los primeros seis meses, que el cariño de su marido no le proporciona.

La comunicación en pareja

La comunicación en la pareja es fundamental. Cuando la comunicación no existe, o queda dañada por las interferencias que producen las obligaciones, las prisas, la familia, los no-entendimientos…entonces surgen problemas: o bien incomunicación, o bien reproches y culpas, peleas, gritos…

La única manera de construir y mantener una relación estable es el diálogo y la resolución de los conflictos y las diferencias de forma conjunta. Si uno (o los dos) miembros de la pareja no disponen de las adecuadas herramientas comunicativas, la pareja está abocada al fracaso. Aunque, cuidado: en ocasiones, se dispone de las herramientas adecuadas pero la pareja no se pone de acuerdo en el momento de ponerlas en marcha. La prisa de uno o la pasividad del otro pueden dar al traste con relaciones que podrían mantenerse con un poco de comprensión mutua.

El tiempo

El tiempo pasa veloz cuando estamos bien con otra persona, y pasa muy lento cuando estamos mal. Realmente, el tiempo no importa demasiado, sino cómo utilizamos ese tiempo.

Hay que desmontar el mito de que una relación perfecta tiene que pasar todo el tiempo posible juntos. No es así. La evidencia demuestra que las relaciones de pareja más satisfactorias son aquellas que saben establecer una separación entre la vida individual de cada uno y la vida de pareja. Es necesario que cada integrante de la pareja respete un tiempo personal para realizar las actividades, tareas, intereses personales de cada uno, tanto personal como de la pareja. Pero también es importante tener una amplia zona de solapamiento entre los dos.

circulos de pareja.jpg

Si uno de los dos no respeta el tiempo del otro, o si no se dispone de tiempo o no se tienen actividades compartidas más allá de las obligaciones domésticas, podremos decir que el conflicto está servido.

Para que una relación se mantenga viva, crezca y prospere es necesario compartir momentos, ya sea una cena, una salida al cine, o un cuarto de hora para tomar  café juntos, desconectar del móvil y conversar. Esto, que parece tan simple, es con frecuencia el cáncer de la pareja ya que los problemas, el trabajo, los hijos o la casa dificultan cuadrar horarios o centrarse en la vida de pareja cuando se dispone del tiempo, pero la cabeza está en otro lugar.

3) Interés por otra persona.

Si estás constantemente pensando en otras opciones, entonces tu relación no es tan fuerte como piensas. No me refiero a atracción física. Es perfectamente posible mirar a alguien atractiv@ que pasa por la calle, reconocer su belleza y eso no conduce necesariamente a una pulsión sexual y deseo desorbitado, ni tampoco un desprecio a tu pareja.

Sin embargo, cuando el interés por otra persona va más allá del interés carnal y existen encuentros “amistosos”, el baile hormonal que la pareja actual no proporciona puede aparecer con la nueva persona. La razón principal es que hasta que no conocemos bien a las personas, solemos idealizarlas, generarnos una imagen ideal de esa persona, que aunque solo existe en nuestra mente, es tan poderosa como la magia.

Dudas sobre el futuro.

Las relaciones de pareja atraviesan por caminos llenos de piedras que hay que ir sorteando. Con las dificultades aparecen las dudas sobre el futuro de la relación. Prestar atención al instinto de cada uno para saber qué es lo que se siente de verdad es fundamental.

Hemos de ser sinceros, con nosotros mismos y con nuestra pareja. Si creemos que nuestra pareja no es “esa persona”, no es “lo que quieres” o no es “tu alma gemela”, simplemente escucha tu corazón, como nos dice Laura Pausini y toma decisiones.

pausini

Intereses y motivaciones diferentes.

Cuando los intereses y motivaciones de las dos personas no son compatibles es díficil encontrar razones para seguir juntos. Puede ser que al conocerse, ambas personas tengan intereses y motivaciones diferentes, y que eso suponga una encantadora curiosidad para el otro. Sin duda, parejas de diferentes culturas o con una gran diferencia de edad, pueden encontrar un maravilloso encanto en esas diferencias que con el tiempo dejan de ser diferencias para ser compartidas.

Sin embargo, si los intereses, valores y motivaciones son irreconciliables, o llevan a la pareja a no plantearse pasar tiempo juntos, es un factor facilitador de la ruptura muy importante.

 

No hay deseo

El sexo es un pilar fundamental en una relación de pareja. Cada pareja es diferente en cuanto a la necesidad, tiempo y duración de las relaciones sexuales, pero si no existe deseo por disfrutar de relaciones íntimas con la otra persona, y se tiene deseo sexual por otras personas o con uno mismo, será el momento de hacerse un planteamiento.

Si bien es cierto que en todas las parejas hay épocas de sexo más o menos intensas, si la percepción de tu pareja no incluye la necesidad de mantener relaciones sexuales completas habrá que preguntarse si esa relación es la que ambos quereis.

 

La actitud del samurái 1

samuraiaquiyahora

De la lectura del libro “Hagakure. El camino del samurái”, de Yamamoto Tsunetomo, he extraído una series de conclusiones que entroncan perfectamente con los fundamentos psicológicos sobre los que se asienta mi práctica en psicología clínica.

Inicio con este post una serie de entradas en formato frase sobre la que pensar. En este primer post de la serie, me ha parecido interesante la reflexión sobre el aquí y el ahora, sean cualesquiera que sean los objetivos de cada persona. Centrarte en tu acción en el aquí y ahora, ser plenamente consciente de lo que cada uno hacemos en nuestro aquí y ahora, qué hacemos, qué sentimos, qué pensamos en cada momento, ayuda a dirigir tu conducta, tus emociones y tus pensamientos hacia dónde tú decidas: tus objetivos, los estados emocionales que quieras sentir, y a reflexiones más positivas hacia uno mism@.

Nos hace pensar sobre la necesidad de no postergar una y otra vez aquellas tareas, o aquéllos cambios que queremos hacer pero que nunca encontramos el momento apropiado. De hecho, cuando eso ocurre, es muy frecuente que además nos encontremos mal por ello, generándonos ansiedad y estrés de forma innecesaria.

Esta frase nos motiva a no postergar esos cambios, a ponerlos en práctica hoy, ahora, sin más dilación…porque si no lo haces corres el riesgo de no hacerlo nunca. Salir de la zona de confort a la que cada un@ estamos acostumbrados para provar algo nuevo es solo cuestión de decisión.

 

 

 

Autolesiones: cuando el sufrimiento no es físico.

autolesionesLa autolisis es una práctica en la que la persona trasforma su dolor emocional en un dolor físico que es más fácil de enfrentar. Las autolesiones son una de las formas que utilizan algunas personas para darle un sentido al sufrimiento y conseguir localizar este sufrimiento en el mundo físico.

Las consecuencias del daño auto-inflingido no se reducen a las secuelas físicas, también hay consecuencias emocionales, menos visibles, pero normalmente más profundas y permanentes en el tiempo. Consecuencias que precisamente hacen que la persona reincida en las conductas autolesivas, empezando normalmente por cortes o heridas superficiales y aumentando la intensidad, la frecuencia y la profundidad.

Entre las autolesiones más habituales encontramos cortes, quemaduras, golpes, arañazos, arrancarse el cabello o incluso consumir drogas o sustancias nocivas para la salud. Si bien pueden aparecer en cualquier momento de la vida es más probable que sucedan durante la adolescencia, esa etapa tan fuertemente ligada a las emociones y los cambios hormonales.

Hay que tener en cuenta que la ayuda que la persona necesita no es la supresión de la conducta autolesiva. Ésta es necesaria, pero su eliminación solo supone la desaparición de un síntoma no del problema en si.

A diferencia de los intentos de suicidio (que buscan acabar con la vida y el sufrimiento), las autolesiones provocan dolor y son una distracción o una “vía de escape” a los problemas. En muchos casos también puede tratarse de un castigo por algo malo que supuestamente haya hecho la persona. Entre los principales motivos encontramos:

Llamar la atención: la autolesión puede ser una manera de recabar atención a través de los daños, en este caso no se busca el dolor sino el hecho de que las marcas sean visibles para realmente despierten empatía.

Amenazar: la auto-lesión también puede parecer en forma de amenaza. La persona que se autolesiona o amenaza con hacerlo quiere que su comportamiento sirva para doblegar la voluntad de otros, en una forma de chantaje emocional realmente perniciosa.

Castigarse: la autolesión suele estar presente si hay baja autoestima, culpa, sentirse responsable por una situación puntual, odiarse o rechazarse a uno mismo, etc.

Escapar a los problemas emocionales: el dolor se convierte en una forma de desviar la atención de un dolor interno mucho más fuerte, invasivo y persistente. El dolor físico sirve para interrumpir un ciclo de pensamientos negativos, de manera que nuestro cerebro tenga que centrarse en el daño físico.

Creer que se tiene el control: muchas de las heridas que nos causan escapan a nuestro control y nos trasladan una gran sensación de vulnerabilidad. Así, las autolesiones pueden funcionar como una forma de controlar este daño o parte de él.

Sentirse vacío: la falta de atención de la familia, el abandono de los padres, el divorcio, una decepción amorosa o la carencia de afecto en la infancia pueden dar lugar a un sentimiento de vacío que nos produzca la necesidad de sentir algo definido, aunque sea dolor.

Como hemos dicho anteriormente, las auto-lesiones no son una enfermedad mental, en todo caso son un síntoma de que hay una causa, un problema. Así, si atacamos el síntoma de forma aislada podemos reforzar su aparición e, incluso en el caso de que logremos que desaparezca, siempre quedará latente la causa que ha producido el síntoma.

De esta manera, lo mejor antes de practicar cualquier intervención es conseguir que la persona acuda a un especialista que sitúe a la conducta autodestructiva en su contexto mental, facilitando así la intervención y el ataque directo sobre la causa.

Baltasar Santos

 

 

Querer y amar.

amar-una-rosa

El principito nos enseña la diferencia entre amar y querer. Lee el capítulo, y luego comentamos.

-“Te amo” – dijo el principito…

-“Yo también te quiero” – dijo la rosa.

-“No es lo mismo” – respondió él… “Querer es tomar posesión de algo, de alguien. Es buscar en los demás eso que llena las expectativas personales de afecto, de compañía… Querer es hacer nuestro lo que no nos pertenece, es adueñarnos o desear algo para completarnos, porque en algún punto nos reconocemos carentes.

Querer es esperar, es apegarse a las cosas y a las personas desde nuestras necesidades. Entonces, cuando no tenemos reciprocidad hay sufrimiento. Cuando el “bien” querido no nos corresponde, nos sentimos frustrados y decepcionados. Si quiero a alguien, tengo expectativas, espero algo. Si la otra persona no me da lo que espero, sufro.

El problema es que hay una mayor probabilidad de que la otra persona tenga otras motivaciones, pues todos somos muy diferentes. Cada ser humano es un universo. Amar es desear lo mejor para el otro, aún cuando tenga motivaciones muy distintas.

Amar es permitir que seas feliz, aún cuando tu camino sea diferente al mío. Es un sentimiento desinteresado que nace en un donarse, es darse por completo desde el corazón. Por esto, el amor nunca será causa de sufrimiento. Cuando una persona dice que ha sufrido por amor, en realidad ha sufrido por querer, no por amar.

Se sufre por apegos. Si realmente se ama, no se puede sufrir, pues nada ha esperado del otro. Cuando amamos nos entregamos sin pedir nada a cambio, por el simple y puro placer de dar.

Pero es cierto también que esta entrega, este darse, desinteresado, solo se da en el conocimiento. Solo podemos amar lo que conocemos, porque amar implica tirarse al vacío, confiar la vida y el alma. Y el alma no se indemniza. Y conocerse es justamente saber de tí, de tus alegrías, de tu paz, pero también de tus enojos, de tus luchas, de tu error. Porque el amor trasciende el enojo, la lucha, el error y no es solo para momentos de alegría.

Amar es la confianza plena de que, pase lo que pase, vas a estar, no porque me debas nada, no con posesión egoísta, sino estar, en silenciosa compañía. Amar es saber que no te cambia el tiempo, ni las tempestades, ni mis inviernos. Amar es darte un lugar en mi corazón para que te quedes como padre, madre, hermano, hijo, amigo y saber que en el tuyo hay un lugar para mí.

Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar.”

 -“Ya entendí” – dijo la rosa.

-“ No lo entiendas, vívelo” – agregó el principito.

(Antoine de Saint Exúpery, en “El Principito”)

Comentarios:

A menudo, cuando nos enamoramos pensamos, sentimos y decimos un “te quiero” con el convencimiento de que “querer a esa persona” es el mejor sentimiento. Sin embargo, cuando queremos a alguien y no nos corresponde de igual manera, la frustración y la tristeza nos hace sufrir.

El apego a las personas es algo maravilloso, pero hay formas de vivir ese apego que no son saludables. Querer es, en cierto modo, egoista, porque se centra en los sentimientos y necesidades de quien así siente. Querer a alguien que no te corresponde tiene un ciclo muy corto, lleno de frustración y sufrimiento, que nos agota y nos consume emocionalmente.   Sin embargo, cuando amamos, lo hacemos desinteresadamente, sin esperar nada a cambio, de forma libre, y deseando lo mejor para la otra persona.

Amar es aceptar a la persona como es, sabiendo que los sentimientos no se pueden forzar. Amar es intentar permanecer a su lado y regalarle trocitos de felicidad, que puede que algún día te vuelvan incrementados.

Tod@s pasamos por etapas en las que queremos y en las que amamos. Ambos son sentimientos positivos, con sus diferencias. Lo importante es no sufrir por ellos ni el sentimiento no es correspondido y respetar siempre la libertad de la otra persona para sentir sus propias emociones aunque no sean recíprocas con las nuestras.

Baltasar Santos.

Psicólogo. Actitud i Més