Pensamientos erróneos: yo no valgo.

billeteEs común pensar que amarse a si mismo es egoista. Sin embargo, el amor que somos capaces de dar a los demás tiene mucho que ver con el amor propio. Dyer define el amor como “la capacidad y la buena disposición para permitir que los seres queridos sean lo que ellos elijan para si mismos, sin insistir en que hagan lo que a ti te satisficiera o te gustase”.

No todo el mundo puede decir que tiene amor propio ni que es capaz de amar a los otros.  Cuando somos capaces de reconocer en nosotros mismos nuestra valía, ya no existe la necesidad de que los demás te lo reconozcan o refuercen continuamente.

Si logras amarte a ti mismo y a los demás según esa definición, no amarás porque necesites ser amado sino porque tienes la verdadera capacidad de amar, ser generoso y eso en si mismo te satisface.

Hemos de acabar con los pensamientos que recogen un solo concepto de uno mismo: soy bueno, soy malo…porque todo es relativo y cambiante dependiendo de cómo actuemos en la vida.

Sigan el siguiente ejemplo. Imaginen un billete de 500 euros (yo una vez vi uno). ¿cuánto vale ese billete?: Muy bien!: 500 €. Ahora arruguenlo, escupan sobre él, corten un trozo. ¿cuánto vale el billete ahora?. Exacto!!!: sigue valiendo 500 €. Pues las personas también tenemos un valor intrínseco que es independiente de lo que nos arruguen, escupan o intenten destrozar. Valemos por el simple hecho de ser humanos.

Es tan absurdo supeditar el valor de una persona a los logros que consigue, como tirar el billete de 500 € porque alguien lo ha arrugado. El resultado de sus actividades, aunque éste no haya sido lo bueno que se esperaba, no determina el valor de la persona.

Un comentario en “Pensamientos erróneos: yo no valgo.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *