Comunicación asertiva en pareja.

Imagen

Uno de los aspectos más degradados en las relaciones de pareja devaluadas es, sin duda, la comunicación.

Cualquier intercambio comunicativo sirve de excusa para gritar, “tirar dardos envenenados”, o agredir verbalmente.  En esos momentos nos parece imposible decir lo que pensamos sobre tal o cual cosa sin acabar a grito pelado.

Además de la gestión de las emociones (y de la ira), es fundamental que las conversaciones con nuestra pareja se basen en proposiciones argumentadas y no en discusiones o debates. Las discusiones o debates se centran en la pelea de ¿quién lleva la razón? con lo que la contraposición de ideas en personas no habituadas a discutir o debatir racionalmente acabe como el rosario de la Aurora.  En cambio, si no contraponemos las ideas y nos limitamos a PROPONER sin exigir que nuestra proposición sea aceptada, estaremos en condiciones de abordar otros elementos importantes para la comunicación como son la escucha activa, el feedback y la empatia.  Aprender a comunicarse es mejorar la relación de pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *