Gimnasia cerebral para prevenir demencias.

En los próximos años se espera un crecimiento significativo de personas que van a desarrollar demencias y enfermedades mentales. 

Mientras las farmacéuticas se afanan en diseñar nuevos productos para prevenir o retardar estas enfermedades, y mientras los gobiernos invierten millones en programas de investigación sobre el cerebro, hay algunas cosas que nos van a ayudar a ejercitar nuestro cerebro, poniéndolo en forma y en pleno equilibrio saludable.

  1. Reducir  la hipertensión y eliminar el sobrepeso: Estos dos factores aumentan las probabilidades de demencia.
  2. Crucigramas y Sodokus: Los retos mentales nos ayudan, que no sean puramente mecánicos, nos ayudan a ampliar nuestras redes neuronales y prepararnos para nuevos aprendizajes.
  3. Alimentación saludable: Una dieta baja en grasas y azúcar incide en una mejor circulación de la sangre en el cerebro. Pescado azul, verduras, frutos secos, legumbres y aceite de oliva crudo, son ingredientes excelentes que ayudan a la actividad cerebral.
  4. Ponerte nuevos retos:  Un reto es cualquier cosa que haga que se amplíe tu zona de confort. Cuando lo asumes, tu mente lucha para abandonar a las primeras de cambio ya que está cómoda en la zona de confort actual.
  5. Medita:  La meditación no necesita ni de incienso ni de velas o música oriental. Si la parafernalia te hace más agradable la meditación, ¡estupendo!, pero sólo necesitas dedicarte un poquito de tiempo diario, a la tranquilidad, el silencio y estar contigo mismo, observándote desde fuera, y con una respiración lenta y profunda. 
  6. Relaciones sociales sanas: El ser humano es social por naturaleza. Aprovecha esa característica que nos es propia y mantén unos niveles de relaciones sociales en cantidad y calidad adecuados.