Beneficios de beber agua, te o infusiones calientes.

4a9¿Cuáles son los beneficios de beber agua caliente?

El agua es esencial para nuestra salud. Beber suficiente agua ayudará a la correcta hidratación de nuestra piel, músculos y articulaciones. El agua ayuda a las células del cuerpo a absorber los nutrientes y combatir las infecciones. Sin embargo, si además de beber agua, la bebemos caliente los beneficios pueden ser muy superiores.

La literatura médica popular está llena de historias de cómo el agua caliente puede mejorar la salud, pero los investigadores apenas han comenzado a analizar los beneficios de beber agua caliente. En este post analizamos ocho de los beneficios potenciales y las teorías que los avalan, tal y como explican en “Medical News Today

1. Digestión más saludable

Se dice que el agua caliente es una forma fácil de mejorar la salud. Cuando una persona no bebe suficiente agua, el intestino delgado absorbe la mayor parte del agua que se consume a través de la comida y la bebida, lo que causa deshidratación y puede dificultar la defecación.

La deshidratación crónica puede causar el estreñimiento crónico correspondiente. Este estreñimiento puede hacer que los movimientos intestinales sean dolorosos y puede causar otros problemas, como hemorroides e hinchazón.

Beber agua caliente ayuda a descomponer los alimentos más rápido que beber agua fría o tibia. Reduce el riesgo de estreñimiento favoreciendo deposiciones más regulares.

2. Desintoxicación del cuerpo

Cuando el agua está lo suficientemente caliente como para elevar la temperatura corporal de una persona, puede causar sudoración. La sudoración expulsa toxinas y  ayuda a limpiar los poros.

3. Mejora de la circulación

El agua caliente es un vasodilatador, lo que significa que expande los vasos sanguíneos y mejora la circulación. Esto puede ayudar a los músculos a relajarse y reducir el dolor.

4. Pérdida de peso

La investigación siempre ha apoyado la idea de que beber más agua puede ayudar a una persona a perder peso. Esto puede deberse en parte a que el agua potable aumenta la sensación de plenitud. El agua también ayuda al cuerpo a absorber nutrientes y elimina los desechos.

Un estudio publicado en 2003 encontró que pasar de beber agua fría a agua caliente podría aumentar la pérdida de peso. Los investigadores descubrieron que beber 500 ml de agua antes de una comida aumentaba el metabolismo en un 30 por ciento.

5. Reducción del dolor

El agua caliente mejora la circulación y también puede mejorar el flujo sanguíneo, particularmente a los músculos lesionados. Aunque ninguna investigación ha relacionado directamente el consumo de agua caliente con el alivio del dolor, el consumo de agua caliente puede ofrecer cierto alivio interno del dolor, aunque es importante tener en cuenta que el calor también puede agravar la hinchazón.

6. Combatir los resfriados y mejorar la salud de los senos

El calor aplicado a los orificios nasale alivia la presión causada por los resfriados y las alergias nasales, y ayuda a destaparlos.

Beber agua caliente ayuda a que las mucosas se muevan más rápido, estimulándose la tos y la nariz para ser más productivo.

7. Fomentar el consumo de café y té

Cuando se mezcla con café o té, el agua caliente puede ofrecer beneficios adicionales para la salud. El café y los tés con cafeína pueden deshidratar el cuerpo, especialmente a altas dosis, pero también ofrecen algunos beneficios para la salud cuando se toman con moderación.

Una investigación ha encontrado un vínculo entre el consumo moderado de café y un riesgo reducido de la enfermedad de Parkinson, algunos cánceres, diabetes tipo 2, algunas enfermedades hepáticas y problemas de salud cardíaca.

El té puede reducir el riesgo de apoplejía, enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2 y enfermedad hepática. Algunos estudios han relacionado el té con un riesgo reducido de cáncer, pero los resultados no son concluyentes.

8. Reducción del estrés y la ansiedad

Una taza de agua caliente puede ayudar a las personas a manejar el estrés y la ansiedad. Algunos estudios han encontrado que el consumo de líquidos calientes, como el té y el café, pueden reducir el estrés y reducir los síntomas de ansiedad.  Algunos de los efectos pueden ser debidos  a la cafeína o a la teína, pero sin embargo, el calor también juega un papel importante en la mejora del estado de ánimo.

Conclusión

El agua caliente no curará ninguna enfermedad, pero mejora tu salud.

¡A calentar agua para hacer un te!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *